Valora este post

Consejos para acelerar el proceso de contratación

Al existir una razón comercial para ocupar un puesto de trabajo, hay también un beneficio comercial para llenar ese hueco rápidamente. Si trabajas en un centro de enseñanza o formación, sabes que un proceso de selección prolongado cuesta tiempo y dinero, demasiado valiosos para desperdiciar.
Por cada día que una empresa no ha ocupado un puesto que resuelve un problema de negocio, esa compañía está perdiendo dinero. Y, cada minuto dedicado a contratar empleados, cuesta un esfuerzo que podría ser empleado en otras áreas.

¿CÓMO ACELERAR LA CONTRATACIÓN?

Aquí tienes algunas acciones que tu organización puede implementar para acelerar el proceso de contratación:

Utiliza tu red interna.
Tu primer paso en el proceso de contratación es notificar a los empleados existentes del puesto ofertado. Esto puede parecer obvio, pero a veces ocurre después de que la oferta ya sea pública.
Las ofertas de trabajo internas dan una oportunidad a los empleados que pueden querer hacer un movimiento lateral o cambiar de tipo de trabajo dentro de la empresa. También se les anima a consultar sus propias redes profesionales para posibles candidatos.

Escribe una descripción de trabajo clara para la oferta.
Esto puede parecer de sentido común. Pero no te creerás cuántas veces una búsqueda de candidatos va mal porque el gerente de contratación no ha especificado claramente las habilidades necesarias para el puesto.
La creación de una descripción completa del trabajo ayudará a los recursos humanos a identificar a los candidatos en la primera ronda, conducirá en última instancia a mejores candidatos y a un proceso de contratación más rápido.

Ser muy selectivo con los candidatos que se entreviste.
La parte del proceso de selección que más se puede demorar es, a menudo, la primera ronda de entrevistas. Aunque muchas empresas tienen un proceso de selección bastante riguroso, muchas citan de cinco a diez personas para una entrevista, cuando en realidad solo les ha impresionado de verdad los currículums de tres o cinco. Confía en tu intuición a la hora de revisar los currículums, para eliminar horas de tiempo potencialmente perdido.

Piensa con anticipación y elimina los pasos que añadan más tiempo a tu proceso de selección.
Por ejemplo, muchas empresas solo piden referencias una vez que han decidido ofrecer una posición a un candidato. Si se tarda un día o dos para obtener esas referencias y luego otro día o dos para corroborarlas, esto puede alargar hasta una semana tu proceso de selección. Esto puede costar dinero de tu empresa en salarios y tiempo administrativo. Solicita referencias de los candidatos en el momento de la primera ronda de entrevistas. Revisa las referencias de los candidatos que llegan a la segunda ronda antes de ofrecer el puesto de trabajo.

Crea un plan de talento a largo plazo.
La mayor parte del tiempo empleado durante el proceso de selección es el resultado de la búsqueda de candidatos cualificados para entrevistar. Normalmente, la búsqueda comienza cuando una empresa tiene un puesto libre. Esto significa que este puesto tardará al menos un mes en ocuparse. Para reducir este tiempo de búsqueda, se pueden realizar entrevistas informativas, con candidatos potenciales para diferentes áreas dentro de la empresa, antes de la existencia de una oferta de trabajo. Esto ayuda a construir una base de datos previa e incluso podría eliminar la primera ronda del proceso de selección.

Subcontrata partes del proceso de selección.
Ya seas una empresa pequeña con personal limitado o una gran organización internacional, la razón del retraso del proceso de contratación es probablemente que acabe fuera de tu control. Subcontratar una consultora para ayudar con la selección y el proceso de integración va a costar dinero, pero ahorrará mucho tiempo y costos administrativos.

 

El beneficio más significativo, al acelerar el proceso de selección e integración, es que el tiempo ahorrado permite a los departamentos de recursos humanos prestar más atención a las iniciativas y actividades que le ayudarán a retener a sus empleados. Es fácil olvidar que la retención y la gestión del talento son una parte muy importante de la función de los recursos humanos.

A menudo se dice que el activo más valioso que tiene una empresa es su gente, y es totalmente cierto. Tener contratadas personas de alto rendimiento y preparadas para trabajar lo más rápido posible, es una contribución más que importante para el éxito de cualquier empresa.

Recuerda que si esta entrada te ha resultado útil, puedes encontrar otras similares en nuestro blog.


28·Sep·17

  Añadir comentario

Con el apoyo de:
Con el apoyo de Vindeira Venture Academy
Con el apoyo de Xunta de Galicia. Consellería de traballo e benestar
Con el apoyo de Mutua Madrileña
Con el apoyo de Spain Startup
Con el apoyo de Agencia galega de Innovación
Con el apoyo de Telefonica. Open Future